La Falda Bien Puesta
Como vestirse bien para impactar - Asesoría de imagen para mujeres
archivoportadablog.jpg

Un Blog solo para mujeres

Un Blog solo para mujeres que quieren empoderarse y vestirse bien para impactar

¡Redescubre lo que eres!

¡Volví chicas!

¿Alguna de ustedes ha tenido una crisis existencial de esas que parece que nos deja en la mitad de un lugar sin saber a donde ir, sin norte? Bueno, eso es lo que sentí que me sucedió y voy a compartir que rescato de todo esto con ustedes...

Hace unos meses me desconecté de mi blog, de mis redes sociales, lo más duro, me desconecté de mi vida en general, así lo sentí. Apenas, hacia mediados de marzo empecé a ver la luz, a reorganizar en mi muchos aspectos, fue una situación que me generó retos a nivel familiar, social, de pareja y sobretodo desató una crisis, de esas que nos obligan a hacer un alto en el camino, a hacer una pausa, a ver alrededor, recapitular para re-conectar y escucharnos, es decir, una crisis a la que jamás me había enfrentado... A veces cuando todo va fluyendo, cuando sentimos que todo ya está dado con un rumbo claro, ¡PUM! la vida se encarga de decirnos que por ahí no es, que es el camino equivocado seguramente, que necesitamos otro aprendizaje antes de continuar, que hay algo que no está como "debería"; ese "debería" es única y exclusivamente para nosotras, para nuestro propósito, para nuestra vida, no para el mundo en general.

Fueron unos meses de tristeza, de muchas lágrimas, de miles de preguntas y cientos de frustraciones diarias, sentí literalmente que fue un tiempo sumida en un hoyo negro que cada día me absorbía más y más, sin luz al final del tunel. También fue un tiempo de darme cuenta que hay cosas más importantes en la vida que estar regia, bien peinada, maquillada, entaconada y con la última tendencia en el clóset, me di cuenta que la tranquilidad de los días y la paz en el corazón son, quizá, uno de los tesoros más valiosos como seres humanos que yo no había valorado del todo y que me confrontó con querer trabajar en imagen personal para mujeres...

...Aún así, hoy digo que fue un proceso bonito, fueron meses de despertar en mi una sensibilidad increíble, una conexión conmigo que jamás creí tener, sin planearlo, de afianzar y revaluar la relación de amor propio, de darme cuenta que queriendo ayudar a miles de mujeres a conocer su cuerpo, los colores que más les favorece, a que acepten su anatomía, no había sido consciente que debía ayudarme primero, que debía reforzar muchas cosas que creía ya tenía chequeadas en la lista, debía consolidar esa feminidad de la que me sentía una abanderada, ese empoderamiento que sentía como mejor amigo y bueno, reafirmé que de cada cosa no tan buena que nos pasa, siempre, siempre viene un aprendizaje enorme y en mi caso, fue fortalecer la "conexión con mi esencia y mi ser", ¡que falta me hacía!

2018-04-19 12.45.20 1.jpg

Por eso revalué de qué manera quiero estar cerca de las mujeres, qué les quiero entregar a sus vidas, con mi experiencia de autoconocimiento cada una de ustedes qué puede tomar en pro de su crecimiento como seres femeninos, como profesionales, como amas de casa, como humanas que somos. La Falda Bien Puesta y el significado que tiene para mi este nombre ha dado vueltas en mi cabeza, me he hecho preguntas y preguntas, creo que llamar de ésta manera a mi emprendimiento debe tener una resonancia en mi vida y en la de miles de mujeres, que el trabajo que quiero hacer no es solo entregarles tips de cómo vestir bien, de eso encontramos mucho en google, quiero conocer y apoyar la relación que como mujeres tienen con su ropa, qué piensan a la hora de elegir una prenda, cómo se sienten vistiendo de rojo o de verde, qué sienten al estar paradas a diario frente al espejo, qué opinión tienen sobre ustedes, porque siempre escuchamos lo que otros piensan de nosotras, pero la opinión más importante y la que puede cambiar los días, las semanas y la vida, es tu propia opinión, puede sonar a frase de taller de crecimiento personal, pero es lo que desde mi crisis y mi experiencia puedo decirles. 

Me encantaría acompañarlas y guiarlas hasta que tengan la falda bien puesta porque así, me ayudan a reafirmar mi proceso también, mi propósito es que juntas seamos nuestra mejor versión.

Ahora, las invito a que se contesten estas preguntas, sería genial y muy enriquecedor si se animan a compartirlas conmigo, si no es así, solo déjenlo para ustedes como reflexión: ¿para qué te vistes? ¿por qué usas la ropa que tienes en tu clóset? ¿piensas en alguien a la hora de vestirte? ¿Quieres agradarle a alguien más distinto a ti? ¿Te sientes cohibida a la hora de vestir o por el contrario gozas de libertad para usar lo que quieres

¿Qué hizo que todo esto sucediera? Aún lo estoy terminando de descubrir, ustedes mujeres me entienden, solo naturalmente cíclicas, sensibles unos días y duras otros tantos, así que digerir todo lo que me pasó ha tomado tiempo... El hecho es que me mudé de apartamento a finales del 2017 para empezar una etapa nueva en mi vida familiar que con expectativa y añoranza esperé durante todo el año, pero no resultó ser lo que había planeado, soy algo "esotérica" para muchos, "loca" para otros, pero lo cierto es que el tema de la energía de las personas y los lugares es clave para mi vida, este nuevo lugar de habitación y yo no fuimos compatibles energéticamente, no me sentí a gusto, no me estaba tranquila, no dormía, solo sentía ganas de estar lejos de allí, a pesar de mis esfuerzos con inciensos, velas, palo santo, mantras, meditaciones (creo en todas estas cosas desde hace años, es otra faceta de mi vida chicas, que nada tiene que ver con religiones ni credos) ésta situación hizo que se generara en mi un des-balance emocional y de salud muy fuerte que me llevó a esta crisis que relato en los párrafos anteriores y que también concluyó con una gran enseñanza. Creo que de todas maneras el desenlace es lo más importante y aquí estoy de nuevo para entregar todo lo que soy. Si creen que todo lo que sale en las revistas, en las redes sociales y lo más fashion de los canales de TV no es lo que realmente buscan, ustedes son de las mías, porque somos mujeres reales, con alegrías y tristezas, con días buenos y días que no lo son tanto, con sueños y frustraciones y para tener la falda bien puesta, debemos ser conscientes de esto, aceptándonos y amándonos tal cual somos.

Esto chicas, es el "resumen" de mi ausencia por tanto tiempo, tiempo necesario para encajar una vida que se quebrantó en instantes. Gracias por leer.

¡Abrazos!

Deicy Sanabria